Visitar la playa te cambia la mente de una forma increíble

Todos sabemos que salir a tomar el sol y el aire es algo realmente extraordinario. Incluso, se han realizado estudios para demostrar el sinfín de beneficios que proporciona pasar tiempo en la playa.

Esa increíble sensación de paz y tranquilidad que transmite la playa ahora tiene un nombre, el ‘espacio azul’. Así la han denominado los científicos basándose en el efecto que tiene la combinación de olores y sonidos en tu mente. El ‘espacio azul’ es suficiente para hacerte sentir a gusto de forma hipnótica.

Cuando te sientes así de bien, no es solo una sensación que tienes en tu cabeza. Los científicos dicen que hay un cambio en el modo en que tu mente reacciona frente al entorno, haciéndote sentir feliz, relajado y con energía.

1. Ir a la playa reduce el estrés

El agua es la cura de la Naturaleza para el estrés. Está llena de iones positivos que consiguen hacerte sentir bien. Cuando nadas o simplemente caminas con los pies en el agua, sentirás una sensación de absoluta relajación.

2. La playa mejora tu creatividad

Según los científicos, estar en la playa te permite limpiar tu mente y mirar los problemas y tus proyectos de una forma más creativa. Similar a cómo lo hace la meditación, la playa te produce una sensación de calma que te deja concentrarte en lo que necesitas.

3. Ir a la playa disminuye la depresión

La playa, además de tener un efecto positivo en tu estrés y estado anímico, también reduce los niveles de depresión. La combinación del sonido hipnotizante de las olas, de las vistas y olores de la playa te meten dentro de un espacio de meditación donde alejarte del caos de tu vida diaria.

4. Sobre todo, pasar un tiempo en la playa cambia tu perspectiva de la vida

La Naturaleza siempre ha sido factor clave en una vida saludable, pero la playa es especialmente buena para el alma. Así que, no lo pienses más, ¡es momento de ir a la playa!