Cómo navegar por Internet sin dejar rastro

Al navegar muchas veces por Internet, se va registrando tu actividad a través de las cookies y el historial del navegador. Seguramente en algún momento, has realizado una búsqueda de un producto y de repente todos los anuncios que aparecen en el navegador están relacionados con dicho producto. La sensación de estar permanentemente observado te invade con cada movimiento en Internet, ¿verdad?, pues efectivamente, es así. Los desarrolladores han tenido todo esto en cuenta y han creado el “modo privado”.

En qué consiste el modo privado

La idea consiste en dar opción al usuario de poder navegar libremente en cualquier ordenador sin dejar rastro, aunque tampoco es estrictamente cierto. Los navegadores por defecto recogen las cookies y almacenan el historial de navegación a medida que visitamos diferentes webs; esto por una parte es intromisión en la privacidad del usuario, aunque por otro lado, también nos facilita mucho las cosas. Un ejemplo: si tuviéramos que iniciar sesión en las webs que visitamos más a menudo cada vez que encendamos el ordenador sería un engorro.

Pues dependiendo del contenido que vaya a visitarse puede resultar interesante al usuario pasar por ahí sin dejar ni rastro de lo que ha sucedido. Este modo hace precisamente eso: no permitir que quede ni una sola traza de lo sucedido en el navegador mientras la sesión esté activa.

¿Cómo activar el modo seguro en el navegador?

En Chrome esta opción está en la parte superior derecha, donde aparece el icono con 3 puntos, donde podremos activar una nueva ventana en incógnito. En Firefox la activación es muy similar: se podrá abrir una sesión privada en la parte superior derecha, y los usuarios de Safari podrán activar esta opción desde el menú Archivo.

Tanto Google como Firefox explican en sus respectivas webs que estos modos únicamente evitan que se almacenen las cookies de navegación y se guarde el historial de la misma.